No dudes

*Faltan varios saltos entre versos del original (problemas con el formato -o con mi ignorancia- del wordpress). Bueno, así experimento.

 

 

No dudes

Así que,

por fin,

quedamos los dos

para toquetearnos,

para culminar

lo preestablecido:

primero,

los dos besos de rigor,

luego nos tomamos

un par de cervezas

y nos fuimos

a tu hotel

(con algún beso de más)

 

y mientras cogías

la sartén por el mango

dudaste

que sí, que no;

primero cenar, decías

y yo te dije

que mejor ahora,

que el pájaro ya estaba

cantando

y tú, que no,

que mejor cenar antes.

y se cenó.

 

y empezaste a hablar

y hablar:

que si el hombre era

opresor,

que si vamos a la

huelga,

que si todos

estábamos

chalados

y joder,

qué mierda pasa, pensé

 

al final,

cansado, bloqueado

y aturdido,

te dije

que me iba

a casa

y tú te cabreaste;

joder,

te cabreaste de verdad:

digamos

que todo el cabreo

de la ciudad

se concentró en ti

(y creo que aún lo estás)

y la cena fue

nuestra despedida,

y la duda fue

quizá tuya, quizá mía

y cada uno durmió

en su cama

solo,

 

y Dios

 

en la de todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s