DEMASIADO MIEDO (borrador)

La muñeca me miraba con malévola complicidad.
Todos se reían, cuando asustado intentaba avisarles de que quería hacernos daño. Ahora ya no se ríen. Solo quedan sus cuerpos sin vida, y la risa de un loco desquiciado.
La muñeca me mira satisfecha.

 

 

Semana dedicada a la literatura de Terror en Falsaria: 2 de 3.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s