NO PINTA NADA BIEN

Abro los ojos con dificultad, los tengo muy sucios de polvo y sangre, y rezo por que no sea mía. Veo cuerpos en la calle cubiertos de ese polvo negro venido del infierno. Solo puedo sentir miedo. Me tiembla todo el cuerpo. Me duele todo. Lloro.
Lo último que recuerdo fue ver en las noticias que dos grandes naciones empezaron a cruzar fuego. Quizás hubiera sido mejor no haber vivido para contarlo.

 

 

Esta fue mi propuesta para el concurso ‘Fin del mundo’ de Internacional Microcuentista. ¡Me encanta este microrrelato!

Anuncios